La provisión de Dios

En una situación en la vida del pueblo judío, donde se necesitaba la intervención de Dios, Mardoqueo le dijo a Ester:

"Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?"

Y esto fue lo que paso con el Instituto, después de haber orado por la intervención del Señor, la provisión de Dios llegó de muchas partes.

Regresar